Los escolares practicaron fútbol, ajedrez, judo y natación para fomentar su inclusión y compartir experiencias en torno al deporte en unas jornadas organizadas por la Federación Española de Deportes para Ciegos.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Sesenta escolares ciegos o con discapacidad visual procedentes de distintos puntos de España disfrutaron este fin de semana en Madrid de distintas actividades deportivas para compartir experiencias y fomentar su inclusión social, demostrando que esta práctica puede y debe ser para todos.

 

Fue durante el ‘Finde del Deporte’, organizado por la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC) en las instalaciones del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Madrid (CRE), en el que los chicos y chicas participantes, de 10 a 16 años practicaron fútbol, judo, ajedrez o natación, fomentando el gusto por la actividad deportiva y desde el entorno federativo.

 

El objetivo de esta iniciativa era trasladar un mayor conocimiento y acercamiento a la práctica deportiva, especialmente a estas cuatro disciplinas deportivas que se gestionan actualmente desde la FEDC, y que continúen realizando deporte de manera asidua, disfrutando así de los muchos beneficios que aporta el ejercicio, tanto a nivel físico como emocional.

 

Además la actividad permitió identificar jóvenes con actitud, aptitud, compromiso y talento deportivo, que puedan formar parte de las actividades de tecnificación organizadas por la FEDC, asegurando así un relevo generacional.

 

Como reconoció el presidente de la FEDC, Ángel Luis Gómez, “la idea era mover el árbol, que los jóvenes puedan practicar deporte, que disfruten haciéndolo y que en un futuro puedan estar en el ámbito federativo, participando o ganando una medalla”. En este sentido señaló que los técnicos y seleccionadores nacionales de cada disciplina deportiva, “se han volcado en este fin de semana deportivo, para ver nuevos talentos”.

 

Durante dos días disfrutaron también de actividades lúdicas y participaron en una acción de deporte inclusivo, en la que jóvenes sin discapacidad que practican estos mismos deportes de forma habitual, pudieron intercambiar experiencias junto a aquellos que tienen una discapacidad visual y comprobar que el deporte puede unir a todas las personas.

 

Guiomar Quiñones, directora técnica del Club Deportivo Gredos San Diego, se llevó 21 chicos y chicas a la actividad de natación, donde hicieron ejercicios y largos con las gafas a oscuras. Para ella esta iniciativa de inclusión “debería repetirse más veces durante el curso escolar porque es fabulosa”. “Han aprendido a valorar situaciones que normalmente son cotidianas pero que con los ojos tapados son más difíciles como tirarse al agua con la sensación de vacío o seguir por la calle sin chocarse”.

 

En la misma línea se expresó José Manuel Martín, profesor de judo del Club Fontenebro de Madrid, para quien esta iniciativa “ayuda a los niños y niñas a ponerse en la situación de otros que tienen una discapacidad y a ser conscientes de que pueden practicar deporte en igualdad de condiciones”.

 

Durante su estancia, los jóvenes estuvieron acompañados por personal técnico de la FEDC y profesionales del área de animación sociocultural y promoción deportiva de la ONCE, monitores y colaboradores que trabajaron con la máxima ilusión para que los niños y niñas participantes disfrutaran de esta apasionante experiencia de manera segura e inclusiva.

 

Clausura

 

Al cierre de este ‘Finde del Deporte’ asistió la vicepresidenta de la ONCE, Imelda Fernández, quien agradeció a los chavales sus “caras de ilusión”. “Es importante que vengáis gente nueva a conocer y compartir estos deportes y a convivir”. También explicó que la ONCE puso en marcha hace tres años el Observatorio del Deporte “para avanzar en el deporte escolar y en el de toda la población ciega o con discapacidad visual, a los que aporta valores como el trabajo en equipo, la autonomía o la superación”.

 

Además, el director general Adjunto de Servicios Sociales para Personas Afiliadas, Andrés Ramos, indicó que este encuentro “suma para que los escolares ciegos puedan hacer deporte de manera asidua, lo que les aporta un aspecto fundamental como es la orientación”. Además consideró fundamental que hayan enseñado a otros chavales sin discapacidad “que no ver no es obstáculo para disfrutar del ajedrez, el fútbol, el judo o la natación”.

 

Por último, el director del CRE de la ONCE de Madrid, Germán Moya, señaló que “nada hay más sano que el deporte porque nos hace mejores personas, nos permite impulsar el trabajo en equipo y que se valore el esfuerzo que realizamos las personas con discapacidad visual ”.